Escríbenos a eltallerdejazmin@gmail.com

Técnicas: pintar con trapos y bolsas

Descargar PDF o Imprimir esta nota


En esta sección “Técnicas” les compartiré todos los secretos de los diseñadores, decoradores y recicladores, para aplicarlos tanto a objetos, paredes, muebles y cualquier otra superficie.
Como primera entrega enseñaré a pintar con trapos y bolsas de plástico, dos de las más rápidas y sencillas técnicas de pintura decorativa. Sus efectos son asombrosos, y se adaptan a todo tipo de estilos de decoración.

Esta técnica, además de ser de rápida ejecución, resulta sumamente barata pues se necesitan unos trapos y bolsas de plástico. Se puede aplicar en paredes, muebles o cualquier objeto decorativo, como un frasco o bandeja.

Pueden lograrse múltiples efectos: desde un dibujo fino y sutil en colores pastel sobre una base blanca, hasta dibujos de textura más marcada y gruesa, con la utilización de dos colores diferentes. El secreto está en trabajar por pequeñas zonas para que la veladura se mantenga siempre fresca. 

En este caso explicaré como pintar con trapos, sigue los mismos pasos para hacerlo con bolsas de plástico.

Tips*

*Hacer el trabajo con un compañero, que tenga listos los trapos y bolsas mientras tú aplicas la veladura. 

*Realizar todo el trabajo en el mismo momento, ya que es fundamental mantener la misma presión y grosor de las bolsas, en caso contrario el trabajo quedará desigual.

*Si utilizas una bolsa o trapo muy apretados, conseguirás un dibujo apretado, mientras que con unos elementos mas suaves y livianos quedará mucho más abierto y sutil.

*Prueba con diferentes tipos de tejidos (siempre que no suelten pelusa) y haz pruebas de color sobre un papel o trozo de madera.

*Si deseas un efecto delicado usa una veladura uno o dos tonos más oscuros que la base. En cambio si lo prefieres más exagerado utiliza una base de color vivo y una veladura oscura, ejemplo: base amarilla, veladura marrón; base blanca, veladura azul o verde intenso.

*Siempre ten en cuenta los colores de los accesorios: almohadones, cortinas, tapizados, etc.


Equipo necesario para decorar una habitación de 4 x 5 m

-Trapos de algodón que no suelten pelusa (ej: una sábana vieja)
-Bolsas de plástico
-2,5 litros de esmalte acrílico o sintético satinado
-2 litros de aceite de linaza con agregado de secante
-1 litro de disolvente
-Pintura al óleo de artista, para colorear la veladura
-Brocha grande (10 cm de ancho)
-Brocha de puntear, para los detalles
-Rodillo y cubeta
-Un cubo
-Cinta adhesiva de pintor
-Tijeras
-Papel para hacer pruebas

Antes de empezar

-Las paredes deben estar limpias y secas.
-Repara grietas y descascarados.
-Si están sucias, lávalas con detergente y agua y airea para que sequen bien.
-Si vas a pintar un mueble, líjalo bien y lávalo si es necesario .
Protección
-Utiliza la cinta adhesiva de pintor para proteger interruptores, zócalos y ángulos entre techo y pared.
-Aplica la pintura de base con un rodillo, y deja secar bien.
-Corta los trapos en cuadrados del tamaño de un pañuelo de bolsillo o rasgalos si es una sábana vieja. Corta muchos, para terminar bien el trabajo sin interrupciones.

Preparación de la veladura

Pon un poco de pintura al óleo de artista en un recipiente y añade un poco de disolvente para diluírla. Para conseguir el tono que deseas, puede que tengas que mezclar varios colores: para aclarar, agrega blanco; para oscurecer añade apenas de color negro.
♦Echa el aceite de linaza en una cubeta y añade la mezcla preparada. 
♦Poco a poco ve echando disolvente hasta que la mezcla tenga la consistencia de una crema ligera.
Atencion! Como es difícil volver a obtener el mismo color, prepara suficiente cantidad para decorar la habitación completa (por lo menos 2 litros)

Manos a la obra!


Aplicación: Aplica con una brocha en una zona de un metro cuadrado una fina capa de veladura. Empezando por una de las esquinas superiores, trabaja hacia abajo y hacia el lado, cuidando no poner mucha cantidad en esquinas y bordes.

♦Da brochazos en varias direcciones para esparcir la veladura, sin acabar en una sola dirección para evitar que se vean las uniones al final del trabajo.

Punteado: Una vez aplicada la veladura sobre una zona, toma la brocha de puntear y golpea con ella de arriba hacia abajo, para disimular las pinceladas. Ve limpiando la brocha del exceso de pintura con un papel absorbente

Tip*
Si no dispones de una brocha de puntear, puedes reemplazarla por una brocha normal. Sujétala con las cerdas perpendiculares a la pared y golpea suavemente sobre la superficie, girándola de vez en cuando. Límpiala regularmente con papel absorbente.


Trapeado: Mientras la veladura está fresca, estruja un trozo de trapo y golpea suavemente sobre la superficie, mientras aún está pegajosa. Ve reestrujando y recolocando el trapo en diferentes ángulos procurando formar un dibujo al azar. Cuando esté muy sucio, descártalo y utiliza uno nuevo.

Continuación del trabajo: Una vez hecho, aplica más veladura en el siguiente trozo de pared, cubriendo un poco los bordes de la anterior para que no se vean las uniones. Repite el punteado y el trapeado.


Retoques: Si en alguna zona queda poco uniforme o con aspecto manchado, retócalo con un trapo limpio, dando unos golpecitos y volteando el trapo mientras la veladura está humeda. Si se ha secado mojas el trapo con un poco de veladura y descarga un poco en un trozo de papel. Trabaja así encima de la superficie rellenando los espacios vacíos hasta que el efecto sea uniforme.

Buenas ideas!

♦La pintura plástica mate es demasiado absorbente, y no resulta adecuada como base para esta técnica. Usa pinturas satinadas y la veladuras recomendadas.
Si quieres añadir calidez al color del glaseador, onle una pizca de rojo o de amarillo. No uses tonos azules, porque tienden a convertir los colores en sombríos.
Cuando estés terminando una pared, tapa la de al lado para protegerla de las salpicaduras. De esta forma, podrás trabajar hasta la misma esquina.
Cubre la pared hasta el techo con una capa de hojas de papel de periódico, fijándolas con cinta adhesiva.
Pon encima una segunda capa de papel y fijalos.
♦Si te ha sobrado veladura de la que has preparado, tapa el bote herméticamente y guárdala; tal vez puedas necesitar hacer unos retoques en la pared o decorar algún mueble u objeto.

Y por último aquí les dejo algunas muestras




Objetos decorativos




Y por qué no unas velas!


Tags: pintar con trapos y bolsas, técnicas de pintura decorativa, pintura decorativa, trapear paredes


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...