Escríbenos a eltallerdejazmin@gmail.com

Los especiales: todo sobre pisos VI


La cerámica es una alternativa sumamente practica, estética y funcional para el piso del hogar. Ya se trate de una cocina, un baño o una galería, los suelos revestidos en cerámica son una solución, gracias a su durabilidad, resistencia a las manchas y múltiples opciones en cuanto al diseño, colores y formas. En este último informe sobre pisos, te daré propuestas con diversos modelos, medidas, tonalidades, combinaciones y variedad ademas de datos de suma utilidad sobre limpieza y mantenimiento.



La cerámica puede utilizarse para crear cualquier estilo, ya sea rustico, geométrico, elegante, tranquilo o llamativo. Estas baldosas son perfectas para zonas de alto transito ya que son muy durables, tienen resistencia al agua, las manchas y el uso intensivo. A la hora de elegir el color, es conveniente recordar el factor suciedad. Si se utilizan colores claros, la limpieza sera una preocupación constante.

Los tonos oscuros son una opción práctica. De todas maneras siempre se les puede añadir claridad incrustando algunos cerámicos de colores o formas geométricas que entremezclen azules, grises y cremas. Si el ambiente no se encuentra muy cerca del barro o del espacio exterior, se puede decorar con tonalidades claras sin nigun problema.


Placa monococción terracota y beige, con aspecto petreo y detalles en relieve y bordes trabajados. Reproduce la belleza rústica de la piedra


Normalmente los colores tierra, marrones y grises se asocian con interiores naturales y poco sofisticados. En cambio, los celestes, cobaltos  verdes sugieren mayor refinamiento. Los cerámicos de terracota resultan ideales por su simplicidad y calidez, para la cocina o el comedor de una casa de campo.

Por su parte, un piso de cuadrados regulares de un color liso generara sensaciones limpias y modernas, convirtiéndose en un fondo perfecto para muebles y alfombras mas sofisticados. Para crear dinamismo, variedad y atención, basta con cambiar el tamaño y la dirección de las baldosas. Diferentes diseños o combinaciones de cerámica con otros materiales darán un aspecto original al hogar.


Piso en damero con guarda de madra viraró para dar mayor calidez


Porcellanato en colores grises y beiges

Las incrustaciones decorativas resultan atractivas cuando forman parte de un diseño geométrico general. A la hora de mezclar materiales, por ejemplo cerámica con mármol, es importante que estos sean compatibles en cuestión de durabilidad y mantenimiento. Estos pisos son un canto a la creatividad, utilizarlos es una buena alternativa para generar carácter y personalidad a cualquier ambiente.




Guardas rústicas campestres y tozetas etruscas

Consejos para la elección de un cerámico

Al momento de elegir un piso cerámico hay que recordar aspectos como la estética, el precio, el tipo de ambiente y la duración. En general lo primero que se mira es la estética. Sin embargo no siempre lo esencial esta a la vista. Mi teoría es que el 80% de la superficie del piso queda oculta bajo muebles y alfombras, por lo tanto si es un ambiente de este tipo, conviene elegir cerámicos no muy costosos.

El buen mantenimiento de un piso y su duración son temas fundamentales que solo se comprueban con el paso del tiempo. Para una buena duración habrá que definir primero en función del desgaste a que estará sometido el piso: si es una vivienda de uso permanente o para fines de semana, si es casa o departamento;  y el tipo de ambiente, si es publico como áreas de estar, patios y galerías, son de transito intenso y se desgastan mucho mas que otros espacios como dormitorios y baños. Para estos últimos recomiendo usar cerámicos esmaltados.

Distintos tipos de tacos y tozetas calcáreas


Tozetas para combinar


Colocación

-Los suelos de cerámica deben ser siempre colocados sobre una base plana y estable (carpeta). Si se instala sobre un piso solido de madera es probable que haya que añadir una base de madera contrachapada para asegurarse de que la superficie este completamente plana

-Una de las características de estos pisos es que existen ligeras diferencias de medidas entre baldosas, por eso debe dejarse entre ellas una junta suficientemente ancha.

-De acuerdo al tamaño de las baldosas y al tipo de piso a instalar, las juntas entre baldosas deben tener un espesor de entre 10 y 20mm. De todas maneras es importante consultar cada caso con el fabricante. 

-Se pegan con adhesivo cementicio que se aplica con una llana dentada de tamaño adecuado. La alineación de las baldosas se realiza con hilos, tomando como referencia el eje de las juntas.



-Para comprobar la correcta distribución del pegamento, colocar la placa, presionarla ligeramente y levantarla. Sera necesario verificar que su parte posterior este completamente cubierta con el adhesivo ya que de no ser así, se producirá luego el quiebre en la zona ante una presión extrema del uso (por ejemplo una mesa o un mueble pesado). A medida que se van ubicando las baldosas deben ser limpiadas, sacandoles el exceso de adhesivo antes que se endurezca. Para fijarla bien al piso se la debe golpear suavemente en toda su superficie con un mazo de goma o bien el revés del manto de un martillo de madera.





-Luego la junta se llena vertiendo prolijamente con un recipiente el material elegido para este proceso, generalmente pastina (cemento fino coloreado con ferrites), y finalmente antes de que termine de fraguar se lo limpia con cuidado con trapos o esponjas húmedas. La junta debe estar bien tomada, ya que si queda un resquicio, luego por ahí filtra el agua del lavado, humedeciéndose la carpeta y levantando la baldosa o quebrandola.


-No tomar la junta vertiendo el material sobre la superficie del piso. Si se trabaja con pastinas de color, extremar los cuidados para no manchar el resto del piso. No se debe pisar el suelo antes de 24hs de colocado.



Curado 

Las baldosas de cerámica son uno de los materiales que requieren menos mantenimiento. Las no porosas no deben ser curadas, ya que al no tener capacidad de absorción tienden a volverse mas resbaladizas y sucias. El curado es un tratamiento que disminuye la porosidad de la superficie del piso. Algunos tipos de pisos ya vienen curados de fabrica y no requieren tratamiento posterior.

Las baldosas de terracota deben sellarse recurriendo al aceite de linaza hervido o cera en pasta, aplicando una capa a la superficie y a los bordes antes de instalarlas para mantenerlas limpias. Una vez colocadas hay que aplicar otra capa a todo el suelo. El aceite o sellador penetrara en las baldosas, si esto sucede rápidamente y la superficie se vuelve mate, aplicar otra capa.

Lo ideal es colocarla de manera uniforme ya sea con un trapo o una prenda suave, porque una absorción irregular generaría un aspecto desigual. Es necesario tener en cuenta que el aceite que sobra debe ser eliminado, en especial si no fue absorbido a los 15 ó 20 min de haber sido colocado. Un día después hay que aplicar cera para pisos. Si se desea conseguir una superficie resistente, se requieren dos o tres capas de cera en un primer momento, seguidas de aplicaciones semanales durante el primer mes.

Mantenimiento y limpieza

cuando estos pisos ya han sido colocados y curados solo necesitan ser barridos con una escoba suave y limpiados con agua y detergente neutro. Nunca limpiar el piso con detergente puro. Si el suelo esta muy sucio dejar el detergente diluido en agua sobre el piso unos 10 min para dejar actuar y después secarlo, repitiendo la operación si fuese necesario.

Si los cerámicos tienen manchas rebeldes de grasa conviene, en caso de ser baldosas esmaltadas, utilizar un detergente altamente alcalino. En cambio si se trata de otras cerámicas, frotar la mancha cuidadosamente con un limpiador abrasivo. Si la grasa no desaparece, aplicar piedra pómez suavemente para lograr un pulido.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...