Centro de mesa hecho con una teja


Las ideas para realizar nuestros propios objetos de decoración muchas veces superan nuestras espectativas y al terminar, nos damos la sorpresa de que quedó un objeto nada parecido a otro. Tal es el caso de este centro de mesa hecho con una simple teja (de techo). Queda muy sofisticado y rústico, y los pasos son muy sencillos, además de económico.



Este trabajo está realizado por nuestra colaboradora María de Tus Manos y las Mías a quien estamos muy agradecidos.

Materiales

- Una teja
- Cola vinílica
- Látex blanco 
- Pasta de muro (enduído)
- Lija fina
- Pintura decorativa negra
- Un pincel fino
- Accesorios decorativos

Realización

*Lavar bien la teja con agua y jabón y dejarla secar al sol


*Si tiene una rajadura superficial, se puede rellenar con pasta de muro (enduído o resanador) y luego lijar. Darle una capa de cola vinílica para sellar los poros y dejar secar.


*Una vez que secó bien, la pintamos con el látex blanco (o el color a elección) que te combine con el estilo de tu estancia. Damos una lijada suave.

*Con el pincel fino y pintura decorativa negra escribimos palabras, algún texto, grafismos étnicos o algún otro diseño.




*Con accesorios decorativos como piñas, flores secas, esferas rústicas, etc, terminar de adornar el centro.


María Fernanda lo colocó sobre un camino de mesa que realizó ella misma con técnica de telar

**Tips 

>Cuando colocamos la cola vinílica, antes de que seque, podemos pintar con el látex blanco encima de la misma, y secar con secador de pelo o pistola de calor, para lograr un efecto craquelado. Pasar con un trapo suave una pátina oscura y lustrar.

>Una vez terminada la pieza, conviene proteger con dos manos de barniz al agua, satinado o mate 

Gracias por visitar El Taller de Jazmín!









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...